¡Somos millones y ni nos pelan!

Rafael Álvarez Cordero-¡Somos millones y ni nos pelan!

¡Somos millones y ni nos pelan!
La población mexicana envejece y no hay previsión para atenderla correctamente.
Fondo de Población de Naciones Unidas
Mi querido viejo: aquí lo hemos comentado varias veces, pero parece que no hay muchos interesados en escuchar: somos cada día más numerosos, la población de viejos en México excede 12 millones, en todo el mundo hay más viejos que en toda la historia de la humanidad… ¡y ni nos pelan!
Y cuando digo esto no desconozco los intentos gubernamentales y privados para ofrecer a los viejos una vejez digna, un envejecimiento satisfactorio, pero todo lo que se ha hecho es muy poco, comparado con las enormes necesidades que tenemos; veamos lo que dice el Fondo de Población de las Naciones Unidas  UNFPA y HelpAge International: en el Índice Global de Envejecimiento México está en la triste posición 56 en una lista de 91 países con ideal de bienestar, con 48.9 puntos, y si se compara con Suecia que tiene 89.9; en educación y empleo, México está muy debajo de la mayoría de países, y en seguridad para los viejos está muy mal, incluso debajo de Nepal y Sri Lanka; los viejos en México también estamos mal en asuntos como autosuficiencia, riesgo de enfermedades, cobertura de incapacidad, etcétera, y los servicios para nosotros son limitados, o sea que, como dije arriba: somos millones ¡y ni nos pelan!.
Y si vamos a los medios de comunicación, no hay en los diarios muchas columnas como ésta dedicada a nosotros, en la radio solamente hubo una muy buena serie Gracias a la vida, que me ha dado años de nuestro amigo Rodolfo Jiménez Beltrán, y en televisión sólo hay una serie inglesa que escenifican un cuarteto de policías retirados, pero nada más; hay algunas revistas: Ser Mayor,Adulto MayorMi Espacio Gerontológico y otras, que tienen  menos difusión y tiraje de lo deseable, porque las empresas prefieren patrocinar revistas para jóvenes.
 Y en educación, en España por ejemplo, hay decenas de universidades de la Tercera Edad, U3E, en donde miles de viejos renuevan sus conocimientos y son productivos,  en cambio aquí sólo hay dos en Distrito Federal y algunas en el interior, porque a las autoridades, tanto educativas como de salud, no les interesa que los viejos sigamos siendo mentalmente activos y podamos desarrollar nuestra creatividad.
Y claro, hay decenas, centenares de reuniones, congresos, foros, conferencias, simposios,  sobre la vejez o el envejecimiento,  pero todo queda en declaraciones, acuerdos (que pronto son olvidos), proyectos y programas que no se concretan. ¿por qué lo digo?, porque en el Estudio Nacional de Salud y Envejecimiento en México (Enasem) de 2012, se informa que el 67 por ciento de nosotros los viejos siente que su salud es regular o mala, ¡nosotros no merecemos eso!
Somos millones y ni nos pelan, querido viejo,  creo que en alguna forma debemos unir nuestras voces para exigir que se respete y se promueva nuestro derecho a ser sanos y felices.
                Médico y escritor
                Raalvare2009@hotmail.com
                www.bienydebuenas.com.mx


http://www.excelsior.com.mx/opinion/rafael-alvarez-cordero/2013/10/05/921915