Razones para empezar a correr (y seguir corriendo)


Razones para empezar a correr (y seguir corriendo) Correr (como hacer ejercicio en general) es beneficioso en muchos aspectos. Muchas veces, el esfuerzo de crear el hábito puede hacernóslos olvidar. Por eso, repasamos las razones que hacen a este deporte uno de los que más y más atletas suma cada año. 1. Correr protege el corazón Los corredores tienen menos chances de desarrollar enfermedades de este tipo porque se trata de un ejercicio cardíaco que bombea sangre eficientemente por el cuerpo y fortalece al corazón. También quema calorías y ayuda al metabolismo. 2. Correr es excelente para regular el peso Tanto los principiantes que empiezan por correr a intervalos hasta los que entrenan asiduamente verán cómo el peso corporal se mantiene a raya. Lo mejor es que no harán falta dietas estrictas ni habrá que privarse excesivamente para bajar unos kilos. La clave es estar siempre en movimiento. 3. Correr es un desafío que vale la pena tomar Quienes no lo practican pueden decir que hacer running es algo aburrido, pero quienes sí lo hacen saben que esto no es así. Superarse a uno mismo carrera a carrera, día a día, es mucho más emocionante de lo que se pueda imaginar y eso es lo que mantiene a las personas entretenidas. Tener que llevar el esfuerzo siempre un poco más adelante es tan  divertido como trabajar en equipo. 4. Correr es excelente para tu vida social Unirte a un running team, conectar con otros corredores por las redes sociales, ir a carreras y coincidir con gente nueva son todas oportunidades para compartir con otros que sienten tu misma pasión y crear nuevos lazos que nutran tu vida social. 5. Correr es una buena excusa para pasar tiempo a solas Como decimos una cosa, decimos la otra. Calzarse las zapatillas y salir a andar es una buena manera de encontrar un rato para uno mismo, para pensar o no pensar en nada, para limpiar los ánimos y renovar energías. Más todavía cuando en la casa es difícil de encontrar un poco de tranquilidad y remanso.  6. Correr hace la vida más fácil Imaginate ser capaz de agacharte y levantarte del suelo con facilidad, inclinarte hacia delante o hacia atrás sin dolores en las articulaciones ni en los músculos. Imaginate entrando en ese pantalón que hace mucho no usás sin luchar para que te cierre el botón. Imaginate sintiéndote mejor y luciendo mejor en todos los aspectos. ¿Cuánto más fácil sería tu vida? Razones para empezar a correr (y seguir corriendo) - Guía LAP