Cómo prepararte para los imprevistos de las carreras


Cómo prepararte para los imprevistos de las carreras Pese a haber entrenado el físico y la mente para el reto definido, llegado el día de la carrera, te pueden tocar muchos imprevistos: mucho calor, mucho frío, viento en contra, lluvia, calle empedrada, etc.y para eso, también debes estar preparado. ¿Cómo lograrlo? Te lo contamos en esta nota. No solo es necesario cumplir al pie de la letra tu entrenamiento: practicá también correr más rápido de lo proyectado para la carrera, ya que te va a dar ese plus para compensar una condición climática adversa. Dedicar unos días a hacer camino de montaña -si vivís en ese tipo de zona- o buscar cuestas suaves, va a acostumbrar a tus tobillos a una carretera irregular. Salir a entrenar pese a la lluvia, te va a permitir saber qué calzados te resbalan menos, cómo debes tomar las curvas, cómo adaptar tu tiempo objetivo. Correr con frío, te ayudará a definir la ropa que requerirás usar el día del evento, y no arrepentirte en medio de la carrera. Correr con calor te permitirá probar la cantidad de agua que necesitás para mantenerte hidratado, si correr con gorra y lentes, y practicar ir buscando las sombras. También es una oportunidad para probar tu manera de planificar la carrera. Por ejemplo: si te toca correr con vientos fuertes, concientemente administrá tu esfuerzo cuando tengas el viento en contra, y con el viento a favor, hacé unos 5” más rápido en tu paso previsto objetivo de maratón. De esta manera, los "imprevistos" dejarán de ser tales. Fuente: El mundo de los corredores