Consejos para tener una carrera óptima de principio a fin


Consejos para tener una carrera óptima de principio a fin Ya entrenamos bien, nos alimentamos bien y preparamos nuestra mente y actitud en las semanas y días previos a la carrera. Faltan solo instantes. ¿Qué detalles debo considerar para que todo salga tal y como lo tenemos previsto? Te lo contamos en esta nota. La competición es la oposición o rivalidad entre personas que aspiran a lograr una misma cosa, y luchan y se esfuerzan por conseguirla. En el concurso deportivo, es donde se miden las capacidades físicas de cada uno. Es la pugna de resistencia y velocidad entre corredores. La competición es la lucha que los Griegos denominaron "agon" (de ahí viene agonía) y es idéntica tanto para el primero como para el último. Sólo los que han participado en una competición saben lo que es enfrentarse a la agonía mental que se sufre, momentos antes de dar el rendimiento máximo en esa carrera. Por eso, va esta ayuda memoria. Antes del calentamiento, recordá cubrir con vaselina aquellas zonas del cuerpo susceptibles de rozamiento (que se han ido manifestando en los entrenamientos), sobre todo en las carreras muy largas. Las zonas de mayor riesgo normalmente son los pies: entre los dedos, en el arco plantar, en el talón y alrededor del tendón de aquiles. Otras zonas son las axilas, los interiores de los muslos y los pezones. Calentar correctamente es fundamental. Es importante trotar suave unos minutos, hacer unos estiramientos y algunos abdominales. Una vez en carrera todo depende de nosotros. Siempre es mejor salir de forma conservadora, para ir creciéndose a medida que pasan los kilómetros. Si nuestro objetivo no es la victoria, procuremos no dar cambios de ritmo bruscos, verán como el resultado final es siempre mejor.  Ante cualquier sobresalto que se presente será mejor aflojar el ritmo, inspirar profundamente y presionar la zona dolorida, soltando poco a poco. Al acabar la carrera, trotar muy suave unos minutos. En caso de sufrir problemas musculares o de agotamiento lo mejor es parar. Siempre habrá otra prueba donde intentarlo. El enfriamiento se realiza cinco minutos después de acabar de competir, consiste en trotar de tres a cinco minutos muy suavemente y después en realizar la rutina del enfriamiento, con varios ejercicios de estiramiento. Y no olvidemos lo fundamental: a disfrutar de la carrera, de la ciudad, del ánimo de la gente, de nuestros familiares y amigos, del tiempo primaveral y sobre todo de la recompensa emocional de finalizar este nuevo desafío. Fuente: El mundo de los corredores