ES BUENO CORRER EN LA CAMINADORE DEL GIMNASIO?

A menudo son muchos los que se preguntan si correr montado en la cinta del gimnasio es un buen sustitutivo del entrenamiento en la calle. La verdad es que sobre este tema se podría estar discutiendo durante largas horas y como en todo hay personas que están a favor y también detractores. No obstante en este articulo vamos a intentar dar una visión objetiva sobre correr en la cinta intentado que cada uno elija la mejor opción.



¿Qué ventajas tiene correr en cinta?

. La climatología tiene gran influencia a la hora de correr en el gimnasio, la lluvia y el frió puede ser determinante para cambiar nuestra sesión de entrenamiento y dedicar en invierno mas sesiones vinculadas a realizar ejercicio de esta forma.

Si no estas acostumbrado a entrenar por la calle, no es mala idea al principio empezar a correr en la cinta. Tened en cuenta que el motor que lleva esta maquina favorece la zancada y el ritmo, sin querer el desplazamiento de la pierna hacia atrás es favorecido por el impulso que nos proporciona. De todas formas no os dejéis engañar, el ritmo de la cinta no es real, en la mayoría de los casos tanto el ritmo como la duración del entrenamiento tiende a ser menor si lo realizamos en la calle.

. Para aquellos corredores y corredoras que necesiten mejorar el ritmo de zancada y respiración no es mala idea entrenar en cinta, el motivo no es otro que no nos tenemos que preocupar en ser constantes en el ritmo ya que es la propia maquina quien nos lo proporciona, tan solo tenemos que estar atentos de seguir corriendo.


Desventajas de correr en la cinta.

. La principal desventaja que le veo a correr en gimnasio, es que no es un buen simulador de lo que podamos realizar después en carrera. Uno de los motivos que hacen madurar y ser  mejor corredor, es aprender a cambiar el ritmo y tener una buena técnica en la zancada; esto sencillamente se consigue trabajando el entrenamiento en calle,

. La sudoración también es diferente en la calle, tened en cuenta que en el gimnasio no hay apenas circulación de aire, estas corriendo en una cinta parada en un mismo sitio, con lo cual todo el tiempo estas respirando el mismo aire, los poros no reciben ningún tipo de refresco como en la calle.

En definitiva como conclusión podemos decir a ciencia cierta, que correr en cinta es un buen hábito como complemento al entrenamiento en la calle. Ideal para aquellos corredores que van a comenzar a correr o para aprender a llevar un ritmo constante; de todas formas en ningún caso este entrenamiento será sustitutivo del que podamos realizar al aire libre, al fin y al cabo reúna las condiciones reales que nos vamos a encontrar en una carrera.

empezaracorrer.com