Qué esperar de la respiración al empezar a correr


Qué esperar de la respiración al empezar a correr Estás empezando a correr (o retomando después de un largo período de inactividad)y descubrís que te ahogás con facilidad, sin lograr "cambiar el aire" en ningún momento del entrenamiento. Es normal. Te contamos cómo afrontarlo en esta nota. Es normal, tu cuerpo tiene que acostumbrarse a esa nueva demanda. El ritmo de tu carrera debe ser muy suave, de tal forma que resulte cómodo correr y que puedas ir hablando sin que te entrecorte la voz. No te agobies con la respiración, ni pretendas solo respirar por la nariz: puedes respirar por la boca sin problemas. Si corrés con otra persona más experta pedile que vaya un poco por detrás, para que no te lleve al arrastre y para que sea él quién siga tu ritmo. De lo contrario puede forzar tu ritmo y minar tu moral. Debés saber que todos los que ahora son capaces de correr más de una hora, al principio eran incapaces de hacerlo durante más de cinco minutos seguidos.   Fuente: El mundo de los corredores