VENTAJAS DE ENTRENAR EN ALTURA

En incontables ocasiones, las noticias deportivas suelen subrayar que un gran número de deportistas y atletas de elite planifican sus entrenamientos en altura. Y el interrogante que surge es: ¿Para qué sirve entrenarse en altura? Respuesta sencilla y clara: para mejorar el rendimiento, y por ende las marcas.

 Aunque también se busca una aclimatación para aquellas competiciones que se celebran en altura. Un ejemplo claro de ello es el ciclismo con sus míticas y duras etapas de montaña, que exigen ejercicios de acondicionamiento específicos.

A cuanto más altura se realice el entrenamiento, menor cantidad de oxígeno tendremos para nuestro organismo. Sin embargo, ante esta emergencia, nuestro organismo es capaz de reaccionar, y empieza a producir la hormona eritropoyetina endógena, más conocida como EPO. Lo que se traduce en una mayor cantidad de glóbulos rojos en nuestro cuerpo.

La norma no escrita hace referencia a que la mejor fórmula consiste en vivir en altura y entrenar a nivel del mar. De ahí que muchos deportistas han optado por instalar en sus propios hogares las llamadas cámaras hiperbáricas, que sirven para simular la vida en altura. Resulta obvio señalar que este tipo de tecnología no está al alcance de cualquiera.

Entrenamiento para todos

¿A qué altura debe entrenarse? 
Para que el entrenamiento en altura sea efectivo, éste debe llevarse a caboa 1.500 o 1.600 metros de altitud, y en un plazo no superior a tres semanas. Aunque hay modalidades deportivas que no necesitan tanta altitud, como es el caso de los nadadores.

¿Quién puede entrenar en altura? Hemos comentado que los deportistas de élite son los que más provecho pueden obtener de este tipo de entrenamiento, dada su orientación a los resultados. Pero este proceso no es exclusivo y está abierto a todo deportista que se tercie.

Sin embargo, no resulta tan sencillo como parece. No solo es cuestión de ascender a una montaña o acudir a una estación de esquí, calzarse las zapatillas y salir a correr. Entrenarse en altura implica una buenaadaptación al cambio y tener una rutina de trabajo correctamente planificada. Además, también resulta primordial atender a otros detalles tan importantes como la hidratación, por poner un ejemplo. Sólo así estaremos en disposición de mejorar nuestro rendimiento y nuestros propios registros.

menecesitas.com