7 consejos para mantenerse motivado


  • 1-Establece metas:Comienza con objetivos simples, y de a poco ve avanzando a desafíos mayores. Recuerda que tus metas deben ser realistas y alcanzables. Es fácil sentirse frustrado y darse por vencidos si las metas son demasiado ambiciosas. Por ejemplo si has hecho vida sedentaria durante bastante tiempo. Un objetivo a corto plazo puede ser caminar diez minutos, una o dos veces al día. Una meta intermedia podría ser mantener una caminata durante 20 minutos tres o cuatro veces a la semana. Y el objetivo a largo plazo sería llegar a completar una caminada de 5 km.

  • 2.Haz que sea divertido: Busca los deportes o actividades que disfrutes, así variar la rutina será más fácil. Si no estás gozando de tus entrenamientos, entonces deberías probar algo diferente. Únete a un equipo de tu deporte favorito y regístrense en una competencia o una liga. Toma clases de baile de salón o de artes marciales. Descubre tus talentos atléticos ocultos. Recuerda, el ejercicio no tiene porque ser penoso y es más fácil de continuar si a la vez que te entrenas te diviertes.
  • 3.Hacer la actividad física parte de tu rutina diaria: Sabemos que es difícil encontrar tiempo para hacer ejercicio. Pero si no dispones de dos o tres horas semanales, puedes deslizar la actividad física durante tu rutina diaria. Toma un paseo cuando dejas a tu hijo en alguna actividad, usa las escaleras en lugar del ascensor, pedalea en la bicicleta fija o haz ejercicios de resistencia con los tubos mientras miras televisión por la noche.

  • 4.Anota en un papel: ¿Tienes la expectativa de bajar de peso?¿Aumentar tu energía?¿Dormir mejor? ¡Escríbelo! El ver los beneficios del ejercicio regular en un papel puede ayudar a mantenerte motivado. También puede ayudar mantener un diario de ejercicios. Grabar lo que hiciste durante cada rutina, el tiempo que le dedicaste y como te sentiste después. Grabar tus esfuerzos puede ayudarte a trabajar en tus metas y recordarte que estás haciendo progresos.

  • 5.Unir fuerzas con los amigos, vecinos u otras personas: No estás haciendo esto por ti solo. Invita a los amigos o compañeros de trabajo a que te acompañen cuando haces ejercicio. Haz ejercicio junto a tu pareja u otros seres queridos. Juega al fútbol con tus hijos. Organiza un grupo de vecinos para tomar clases de gimnasia en un club de salud local.
  • 6. Prémiate: Después de cada sesión de ejercicios tómate unos minutos para disfrutar los buenos sentimientos que el ejercicio te da. Este tipo de recompensa interna puede ayudarte a hacer un compromiso a largo plazo para el ejercicio regular. Las recompensas externas pueden ayudar también. Al alcanzar un objetivo, regálate un nuevo par de zapatos para caminar o un cd de canciones para disfrutar mientras haces ejercicio.

  • 7.Sé flexible: Si estás demasiado ocupado para hacer ejercicio o simplemente no te sientes bien para hacerlo, tómate un día o dos. Sé amable contigo mismo si necesitas un descanso, lo importante es volver a las pistas tan pronto como te sea posible.
  • Ahora que estás entusiasmado de nuevo, a moverse. Establece tus metas, haz algo divertido y date unas palmaditas en la espalda de vez en cuando. Recuerda que la actividad física es de por vida. Revisa estos consejos cada vez que sientas la motivación de un desliz.

    http://www.elcoachpersonal.com/blog/?p=537