CORRER CON VIENTO

Los corredores de fondo tienen el gran desafío de lograr resistencia durante la efectividad de sus entrenamientos. Posteriormente durante la carrera tendrá la oportunidad de demostrar destrezas adquiridas, en los tiempos donde han realizado un profundo conocimiento de sí mismos. La importancia de observar el clima juega un papel muy importante.


El clima compone uno de los principales factores que debe enfrentar del deportista en las competencias de fondo, por esta razón la simulación que puede realizarse en los entrenamientos de distintas situaciones de competencia tienen un valor muy importante para cualquier corredor fondista. Sin embargo en la actividad de correr también existen numerosos factores que deben poner en la balanza los implicados para decidir cuál es la mejor forma de cuidar su organismo. Durante la carrera se viven diferentes situaciones; como puede ser el calor intenso, el frío intenso, la lluvia, e incluso el viento. El clima ventoso es una característica muy particular que puede presentarse durante la carrera y que además implica que el corredor deba tomar diferentes medidas para enfrentar la situación y obtener beneficios oportunos.

El viento
Durante su desplazamiento, en una competencia de fondo, el cansancio se presenta como uno de los obstáculos más conocidos por los deportistas. Si además se agrega el efecto del viento en contra de la macha, se puede obtener un importante condimento que el corredor deberá superar si se quieren alcanzar los objetivos planteados para la carrera. Analizar la dirección del viento y controlar de un modo muy efectivo la respiración constituyen el principal desafío del deportista durante una prueba de fondo. Sin embargo durante los entrenamientos es importante que cada corredor analice en forma oportuno la conveniencia o no, de realizar una práctica en los días ventosos o suspenderla para cuidar el organismo.

La respiración
Mantener el ritmo de la respiración y adquirir un ritmo propio es una característica que cada corredor va forjando a medida que progresen sus entrenamientos. Durante los días de viento intenso, el polvo que puede generarse el ambiente y otras situaciones relacionadas con la respiración pueden dificultar el correcto desplazamiento y el mantenimiento del ritmo propio. Por esta razón es que si bien es conveniente simular la mayor cantidad de situaciones posible durante el entrenamiento para posteriormente enfrentarse en la carrera, es necesario que cada deportista analice de un modo oportuno la conveniencia o no de avanzar en los entrenamientos segun el clima que se plantea en cada oportunidad.

correr.es