Los consejos que todo runner debe saber

Todos los días te traemos consejos para que logres dar lo máximo sin tocar extremos innecesarios y para que encuentres placer en tu rutina deportiva de cada día. En esta nota, hacemos un compendio de todas esas verdades que tenés que saber para tener buenos entrenamientos.

Por empezar, todos los corredores saben que salir cada día a correr –manteniendo la regularidad- es una de las mejores maneras de disfrutar de la vida y, en el ínterin, lográs conocerte mejor. Cuando estás entrenando, lográs ver los problemas desde otros ángulos y la mente suele clarificarse al punto de abrirnos la cabeza y ver las muchas soluciones que tenemos a mano.
Una vez que sentís que ya estás en forma, es momento de animarte a las carreras de distancia, pues son ellas la verdadera esencia de este deporte. Sabemos que te gusta siempre dar más y que, a veces, no se tienen ganas de ser paciente para ver las mejorías. Sin embargo, el consejo es siempre entrenar a una velocidad moderada que te permita disfrutar y charlar con los amigos.
En la emoción y adrenalina que se siente corriendo, no dejes que te lleve a exagerar el esfuerzo. Por eso, no corras por más de dos horas y siempre respetá que se empieza a un ritmo muy suave, y luego se va tomando más velocidad progresivamente.
Un tip que nunca hay que olvidar y que, con el tiempo y la práctica se vuelve natural, es el de respirar por la boca al correr y no sólo por la nariz. En esta nota cerramos con un último consejo: armá un plan de entrenamiento que sea personal, porque recetas universales pueden servir pero siempre que se vayan adaptando a cada uno porque no somos iguales físicamente.