Precauciones para correr en épocas de calor

Se acerca diciembre y el termómetro empezará a estabilizarse más cerca de los 30 grados centígrados. Para que el calor no nos tome desprevenidos, leé estos consejos.

Si hace mucho calor y vas a correr más de 30 minutos, tómate medio litro de una bebida isotónica deportiva, 1 hora antes de correr, y luego bebe entre 250 cc y 350 cc de esa misma bebida cada 20’. Es mejor beber bebidas isotónicas que agua porque contienen glucosa y sodio que incrementan el índice de absorción de agua, reemplazan los electrolitos que se pierden con el sudor y tienen buen sabor, lo que te anima a beber más.

Otra referencia puede ser la pérdida de peso antes y después del entrenamiento: si es mayor de 2% indicaría que no estás bebiendo la cantidad adecuada. Además, usa ropa ligera, de colores suaves, de tejidos transpirables, y aplícate una crema con un factor de protección solar superior a 30. Recuerda que la cafeína, el alcohol, los antiestamínicos y los antidepresivos pueden hacerte ir al baño, agravando el riesgo de deshidratación. Tratá de no correr durante las horas de más calor o elige alguna ruta en sombra. Es importante ajustar el ritmo de zancada cuando el día es caluroso: es mejor empezar a correr unos segundos más despacio que tu ritmo habitual, de modo que si aún te encuentras bien a mitad del camino, podrás acelerar de forma gradual.
Fuente: El mundo de los corredores