Sodio para corredores: importancia y consejos


Sodio para corredores: importancia y consejos Como atletas, somos consientes de que perdemos sales al transpirar. Lo sabemos cuando escoce en los ojos y por su sabor en nuestros labios. Para compensar esa pérdida, informate en esta nota sobre cuánto sodio se requiere para estar sanos y cómo no sobrepasarnos al ingerirlo. Con los casos de hipertensión, la reducción de sodio en las dietas es mucho más comentada que su contraparte. Por eso hay que decir que la falta de sodio puede ser igual de perjudicial para la salud que su abudante presencia. Quienes corren o practican cualquier deporte, deben estar más atentos a esto último que nadie. El sodio en su dosis justa ayuda a evitar calambres e hiponatremia (un nivel anormal de sodio en la sangre que es causado por exceso de agua), un mal común en maratonistas, ultramaratonistas y triatletas. Se manifiesta en los siguientes síntomas: confusión, fatiga, dolor de cabeza, calambres musculares, nauseas e hinchazón. Para prevenir tanto la deshidratación como lo sobre hidratación hay que encontrar un equilibrio. Hay que saber cuál es el nivel de sudoración propio, pues cada uno de nosotros es distinto. Esto puede medirse pesándote antes y después de correr, pues el peso perdido es equivalente a la cantidad de fluidos que necesitarás reponer. Un juicio rápido de cómo estás hidratado también puede darse con el color de la orina. Si estás en un buen nivel, lucirá como limonada sino parecerá jugo de manzana. Si este último es tu caso, empezá a tomar más agua y menos cafeína (pues tiene un efecto diurético que puede llevar a la deshidratación). Es difícil determinar cuánto sodio se pierde con el líquido pero sí es recomendable tomar más bebidas deportivas pues son más completas en nutrientes que el agua común. De hecho, esta última nos hidrata por un lado y, por otro, también disuelve el sodio restante en nuestro cuerpo, lo cual no es bueno. Ten presente que los snacks salados (puede ser queso, pretzels, pickles o un sandwich de pollo, inclusive) son un buen complemento tanto antes como después de correr para ayudarte a reponer las reservas.

Sodio para corredores: importancia y consejos - Guía LAP