Cómo cuidar y aliviar el dolor de rodillas

El dolor de rodillas es una afección que, si no es tratada a tiempo o seguida de cerca, en los corredores puede derivar en lesiones graves como torcimientos, agotamiento de los músculos y, a largo plazo, problemas en las articulaciones.

El dolor que se presenta en las articulaciones en general suelen estar relacionados con la superficie sobre la que se corre y el impacto que los golpes de cada pisada tienen sobre el cuerpo, en especial para aquellos que corren sobre pavimento.
Hay algunas formas de prevenir lesiones futuras y aliviar el dolor:
1. Para correr, elegir pistas planas para poner menos exigencia sobre las rodillas.
2. Cuando aparecen las primeras molestias, colocar hielo en la zona afectada.
3. Realizar masajes circulares en los sectores con mayor dolor.
4. Poner una venda que aplique presión pero que no esté tan ajustada como para cortar la circulación.
5. Mantener la rodilla levantada, sobre una silla o almohadón.
Si el dolor no disminuye o se vuelve crónico, lo mejor siempre es consultar a un médico, escuchar y obedecer sus recomendaciones y cesar el ejercicio durante algún período de tiempo de ser necesario.