Posturas que ayudan a correr mejor


Posturas que ayudan a correr mejor La postura es algo que, en cualquier actividad realizada, impacta directamente sobre el cuerpo, su resistencia y su desempeño. A la hora de correr, prestar atención sobre las posiciones adoptadas en cada paso puede ahorrar muchas lesiones y dolores posteriores, y cada parte del cuerpo tiene la suya. Cabeza: Mantener la frente alta, mirar al frente y no a los pies, para enderezar el cuello y la columna vertebral. Hombros: Dejarlos relajados, bajos y flojos, sin acumular tensión y llevados por el ritmo de la corrida. Brazos: Moverlos con el ritmo de las zancadas a la altura de las caderas hacia adelante y hacia atrás (no rodeando el cuerpo) mejora el rendimiento. Los puños deben estar relajados, con las yemas de los dedos apoyadas sobre las palmas. Torso y caderas: Si la cabeza mira al frente y el cuello y la columna están alineados, el tordo y la cintura también lo estarán. Es importante no ladearlos, porque esto coloca presión en la zona lumbar y desbalancea todo el cuerpo. Piernas: Levantar ligeramente la rodilla, a diferencia de los velocistas que requieren mayor fuerza de piernas y por eso las elevan más. Mantener una zancada corta y un giro rápido de la pierna para ahorrar energía y poder sostener el ritmo en el tiempo y la distancia. Tobillos/pies: Para empujar el suelo con la mayor fuerza posible, golpear el suelo apoyando entre la mitad del pie y la punta, como si fueran saltos breves.

http://www.lap.cx/entrenamiento.php?id=1339