5 colaciones para acompañar las carreras

Una duda frecuente de los corredores es qué alimentos incorporar como colación en las carreras largas, que aporten la cantidad suficiente de nutrientes y agua para mantener el nivel de energía alto. 5 sugerencias fáciles de transportar en maratones y entrenamientos.

1. Frutas y verduras: además de cumplir las funciones de hidratar y contribuir en la recuperación de vitaminas, minerales que se pierden con la sudoración, este grupo de alimentos mejora el sistema inmunológico y pone al cuerpo en una mejor predisposición para recuperarse después de la carrera.
2. Chocolate amargo: en pequeñas cantidades, como uno o dos cuadrados de los que vienen en una tableta grande, el chocolate contribuye a disminuir la presión arterial, mejorar el flujo sanguíneo y regular el ritmo cardíaco.
3. Granos enteros: los cereales de todo tipo contribuyen a regular el tránsito intestinal por su alto contenido en fibra, lo que resulta muy útil en carreras largas; además, 130 gramos al día de este alimento contribuyen a mejorar la memoria y la concentración. 
4. Lácteos descremados: para mantener un buen nivel de masa ósea, nada mejor que una dosis diaria de calcio. Un yogurt descremado o un trozo de queso se pueden convertir en buenos aliados en la carrera.
5. Frutos secos: almendras, nueces, castañas, maní – todos ellos contribuyen a disminuir el apetito al tiempo que aportan omega 3, una grasa insaturada con propiedades antioxidantes que funcionan como reserva energética y disminuyen la sensación de fatiga, entre otros beneficios.