Ejercicios de estiramiento para los músculos gemelos

Si bien los gemelos no son tan grandes como otros músculos del cuerpo, desempeñan una función esencial en la carrera por ser uno de los focos más importantes de sobrecargas y lesiones del cuerpo del corredor. Secretos para aprender a estirarlos correctamente.

Los músculos gemelos se extienden desde por encima de la rodilla hasta el tobillo y, cuando se estiran demasiado o de manera incorrecta, pueden alterar todo el equilibrio desde el muslo al pie.
El estiramiento clásico, que se realiza de pie y llevando el talón a los glúteos, no generan relajación en los gemelos porque la posición provoca presión en la pantorrilla, a lo que el cuerpo responde con una contracción.
Para lograr mejores resultados, es más recomendable el siguiente ejercicio:
Mantenerse de pie en posición erguida y cargar el peso corporal sobre la pierna izquierda con el talón derecho apoyado en el suelo; elevar los dedos del pie derecho del suelo y mantener la posición durante uno o dos segundos, para luego dar paso a una posición de reposo.
Repetir unas 5 veces con cada pie, tratando de que la elevación sea cada vez mayor. Apoyar las manos sobre una pared, árbol o poste, es una buena manera de mantener el equilibrio.
Estas técnicas, llamadas activas-aisladas, calientan los músculos de forma gradual, por lo cual se pueden realizar tanto antes como después de correr. También mejoran el flujo sanguíneo y el aporte de oxígeno, para mejorar el rendimiento.