El frío no nos detiene

El frío no nos detiene. Consejos a tener en cuenta para correr con baja temperatura. El pre-calentamiento tiene que ser más cuidadoso y prolongado ya que los  músculos están más agarrotados y acortados que cuando hace calor. Podes comenzar a calentar dentro de un lugar más templado para luego continuar afuera. Mientras que estás corriendo, tu percepción será unos 10 grados mayor que la temperatura ambiente. No te excedas en la cantidad de ropa.   Es mejor que te vistas con varias prendas (en capas) que una sola pesada. Esto te permitirá quitarte lo que no necesites. Las manos y la cabeza son la parte del cuerpo donde más se disipa el calor. Usa guantes y gorro. Las temperaturas bajas y el viento hacen perder la sensación de pérdida hídrica, pero igual hay que hidratar.   Puede que el aire frío y seco estreche las vías respiratorias y esto dificultará un poco el paso del aire. Más que nunca, inspira por la nariz y espira por la boca. Es la vía natural de calentamiento del aire para que no afecte tus bronquios. En la medida que puedas, comenzá a correr en contra del viento, que es cuando estarás con más energías; deja que el viento vaya a tu favor cuando estés más cansado.   El usar vaselina o alguna crema hidratante en caras y orejas evitará que el aire frío “corte” tu piel.   Después de correr no te quedes con nada mojado. Cambia de ropa lo antes que puedas.   Si estás en zona en la que hiela, el suelo queda duro y resbaladizo… más aún si esta mojado por lluvia. Cuida bien donde pisas.   Disfruta del correr también en invierno!

http://www.guialap.com/entrenamiento.php?id=466