¿Hasta dónde son efectivos los métodos de recuperación?

Los baños helados son materia de estudio de muchos expertos en deporte, por su fama de mejorar el rendimiento de los atletas si se realizan luego de los entrenamientos, ya que en teoría contribuyen a una recuperación más veloz y efectiva. Un nuevo estudio realizado por el Diario Británico de Medicina lo desmitifica.

Si bien hay muchos estudios realizados respecto de los pros y los contras de los baños helados luego de los entrenamientos, un estudio publicado recientemente por el Diario Británico de Medicina Deportiva parece demostrar que los métodos de recuperación funcionan mejor cuando el deportista cree en ellos, como un placebo personal e individual.
De acuerdo al artículo, jugadores de rugby se sometieron luego de sus entrenamientos a inmersiones de 14 y 30 grados y, si bien ambos presentaron un rendimiento mejor en los juegos posteriores, la efectividad fue mayor cuando los atletas creyeron que el método utilizado mejoraría su desempeño.  
Si bien no hay fórmulas mágicas ni garantías más allá del entrenamiento sostenido y consciente, esto demuestra que, hasta cierto punto, los procedimientos que cada corredor o deportista utiliza para recuperar fuerzas resultan más efectivos si son abrazados con confianza. Lo importante, entonces, es buscar actividades o rutinas que nos hagan sentir bien, reposados y en armonía con el cuerpo.
Y vos, ¿qué método de mejoramiento utilizás?