Corriendo bajo la lluvia!

Despertamos el día de la carrera, o de entrenamiento, y nos encontramos con la mala noticia que llueve. No podemos controlar el tiempo, pero sí tomar las medidas preventivas para que ello afecte en nuestra carrera, lo menos posible. Ahí van unos consejos para correr con lluvia.
a) Asegúrate donde pisas, procura no cortar camino por las aceras porque aumentan los riesgos de que te resbales o pises de manera irregular y te esgunces;

b) Usa la cantidad de ropa habitual, no te cargues de prendas porque con el agua, tendrías que soportar un gran peso extra;

c) Cuidate de las ampollas y rozaduras, el aumento de humedad en los pies aumenta la probabilidad, por lo que puede ser útil proteger las zonas sensibles, como los talones, las axilas, los pezones u otras con banditas adhesivas o vaselina;

d) Asegura una buena visión, para lo cual puedes emplear una visera o gorra que no permita que el agua caiga directamente en la cara, de esta manera, podrás ver por donde transitas;

e) No olvides hidratarte, aunque haya abundante agua a tu alrededor de tu cuerpo y no sientas la necesidad de hacerlo, perderás con el sudor lo mismo que si no lloviera y la pérdida de líquidos en el organismo afecta el rendimiento;

f) Usa el calzado adecuado: ésto es clave en todo momento que corremos, pero cuando llueve más que nunca debemos tener un buen calzado que nos sujete y que nos impida resbalar y caer en medio del recorrido. Como podemos ver, no hay impedimento para correr con lluvia, podemos disfrutar de un agradable evento mientras llueve, siempre y cuando tengamos en cuenta estos consejos que nos ayudarán a prevenir accidentes indeseados.


Al finalizar la carrera, no olvides estirar como lo haces siempre y secarte correctamente, ahora sí, en ambiente seco lejos de la lluvia.

Fuente: elmundodeloscorredores