Ganar peso sanamente para mejorar el rendimiento

Para algunos corredores, aumentar de peso para lograr una mayor masa muscular puede ser tan difícil como lo es para otros perderlo. Por eso, te damos algunos consejos para llevar el aumento con paciencia y de manera saludable.

La incorporación de ejercicio a la rutina diaria conlleva, muchas veces, un descenso de peso que para algunas personas se vuelve incontrollable y contraproducente. Para que esto no suceda, y el deporte forme parte de un equilibrio saludable, algunos consejos útiles.
1. Llevar un diario que registre los alimentos consumidos y el ejercicio practicado. De esta manera, se puede tener un control más certero sobre la cantidad de calorías quemadas, y contrarrestarlo aumentando las porciones o reforzando las colaciones en la dieta.
2. Sumar pequeños ingredientes que disparen la calidad nutricional de cada comida. Las frutas secas, los cereales, el aceite de oliva y las semillas son alimentos que no alteran el sabor de las comidas, ni aumentan sustancialmente el tamaño de las porciones, pero que aportan una gran cantidad de nutrientes esenciales como vitaminas, minerales, aceites esenciales y antioxidantes, además de una buena dosis de calorías.
3. Incorporar calorías y nutrientes a través de las bebidas, consumiendo licuados y jugos de frutas, endulzando con miel y azúcares sin refinar, y aumentando el consumo de leche y yogurt.  
4. Recordar que la necesidad de subir de peso no implica descuidar la nutrición; es importante consultar a un profesional que recomiende los mejores alimentos para no incurrir en un aumento que no pueda ser aprovechado para el entrenamiento y que acabe convirtiéndose en grasa.