Nariz y ojos: cuidá estos órganos sensibles

Hay veces que, al correr, nos ocupamos más de ciertas partes de nuestro cuerpo que de otras. Así suele ocurrir que se cuidan más los músculos y los pies que los ojos o la nariz. Al entrenar al aire libre, y en especial en épocas invernales, es necesario tomar medidas para evitar resfríos y lesiones en estas partes del cuerpo tan delicadas y expuestas.

Si bien la época del año en la que los ojos sufren más es el verano, por la exposición al sol, no hay que olvidar que los días nublados, los rayos que nos llegan son justamente los más nocivos. Los ojos son órganos muy delicados y la radiación ultravioleta – que se da cuando nos exponemos sin protección - llega a ser más perjudicial en los corredores que en el resto de la población, en especial para aquellos que realizan sus entrenamientos al aire libre a pesar de las bajas temperaturas.
Las variables que influyen en la salud ocular son la reflexión lumínica del entorno y la exposición continuada a los rayos ultravioleta (UV). De todos los tipos de radiación ultravioleta, la más peligrosa es la de tipo B, que es causante de fotoqueratitis (inflamación en la córnea) que puede derivar en degeneraciones o engrosamientos de la conjuntiva y lesiones en la retina.
¿Cómo prevenir los daños de exponerse al sol al correr, incluso en días nublados?
1. Usar gafas diseñadas para correr, que cuenten con ajustes especiales para no caerse y generar molestias o interrupciones.
2. Al elegir los lentes de sol, es importante consultar por un filtro mínimo de radiación ultravioleta de un 70%
4. La consulta con el especialista nunca está de más, en especial para preguntar por mejores formas de pretegerse durante los entrenamientos.

El sistema respiratorio también se resiente en el invierno, porque las defensas bajan a raíz del frío y la entrada de microbios resulta más dañina. Utilizar bufandas, proteger especialmente la zona del pecho y mantener la zona aislada, son técnicas que ayudan a prevenir daños en la garganta y la aparición de gripes y resfríos comunes en el corredor.